INICIO   NOTICIAS EVENTOS CONTACTO
 EMBAJADA
 RELACIONES BILATERALES
 INFORMACIÓN SOBRE PERÚ
 ENLACES DE INTERES
 GASTRONOMIA PERUANA
EN JAPÓN
 CONSULADOS
ULTIMAS PUBLICACIONES
Segunda Edición de Recetario
Recetario La Papa Regalo del Perú al Mundo
 

RELACIONES POLITICAS Y DIPLOMATICAS

Antecedentes Históricos
El Perú fue el primer país latinoamericano y el decimocuarto del mundo que estableció relaciones diplomáticas con el Japón, mediante el Tratado de Paz, Amistad, Comercio y Navegación, el 21 de agosto en 1873, sólo cinco años después de la Restauración Meiji.
El inicio de estas relaciones se centra en un hecho jurídico: el conocido incidente del barco peruano María Luz, en el puerto de Yokohama, configuró el primer caso de Derecho Internacional en el Japón y su ventilación significó un avance para la legislación mundial, así como evidenció los altos niveles de diplomacia con que contaban todos los países que intervinieron en su resolución.

Sobre el particular, la nave «María Luz» se había refugiado en dicho puerto por una tormenta, habiendo zarpado de Macao el 7 de julio de 1872 con 230 ciudadanos chinos que iban a trabajar contratados en las haciendas algodoneras de la costa peruana, a los que se les conocía por el mote de « culis » . En ese contexto se produjo luego que de un culi del barco logró abordar la nave inglesa « Iron Duke ». La Cancillería japonesa inició una investigación y luego de interminables gestiones legales y diplomáticas, el juez Taku Oe emitió sentencia a favor de los ciudadanos chinos. El Capitán, Ricardo Herrera, junto con su tripulación, abandonó el país, quedándose la nave en poder del Japón. Los cónsules extranjeros, celosos de sus privilegios de extraterritorialidad, habían seguido muy de cerca este proceso. El representante alemán, Sr. E. Zappe desconoció la autoridad del gobierno japonés. Le siguieron los cónsules de Dinamarca, Portugal e Italia. El Cónsul inglés Robertson fue el único que apoyó y los cónsules de los Estados Unidos y Holanda se ubicaron en posiciones intermedias.

Fue el Capitán de Navío Aurelio García y García la persona designada como Jefe de una Misión Diplomática por el Presidente José Pardo, a quien se le confió el cumplimiento de 4 puntos específicos:
1) Celebrar tratados con Japón y China que contengan derechos de extraterritorialidad y cláusula de la nación más favorecida, incluyendo el no reconocimiento de la jurisdicción local para los nacionales peruanos;
2) Derecho de emigrar libremente de los ciudadanos de las partes contratantes, con una convención especial en el caso de China;
3) El derecho de las partes de establecer consulados y
4) Para la coordinación de la emigración china, se esperaba que se acredite en Lima una agencia.

El tratado de Paz, Amistad, Comercio y Navegación se suscribió con Japón 21 de agosto de 1873.



Relaciones Pueblo a Pueblo
En la actualidad se estima aproximadamente en ciento cincuenta mil los peruanos descendientes de familias japonesas inmigrantes y cada año, desde 1989, se celebra el 3 de abril el "Día de la Amistad Peruano-Japonesa" para conmemorar el arribo al Perú, de la nave “Sakura Maru” que transporto el primer grupo de inmigrantes japoneses . Actualmente habitan en Japón más de sesenta mil peruanos, siendo ésta la comunidad más numerosa de Hispanoamérica. Asimismo, en el Perú se registra la primera inversión japonesa en un yacimiento de plata cerca de Cerro de Pasco, una de las primeras que realiza este país en el exterior y es el Presidente Manuel Prado el primer Jefe de Estado latinoamericano que visita oficialmente el país del Sol Naciente.

A lo largo de nuestra historia en común hemos recibido a importantes altas autoridades japonesas, debiendo destacar las visitas al Perú de las hoy, Sus Majestades Imperiales Akihito y Michiko en 1963, y de Su Alteza Imperial, la Princesa Sayako en 1999, con ocasión de cumplir el Centenario de la Inmigración Japonesa al Perú.
Recientemente, el Perú recibió la visita de Sus Altezas los Príncipes Hitachi quienes participaron de diversas actividades conmemorativas de los 110 años de la migración japonesa al Perú. Este ámbito social y humano constituye el verdadero bastión sobre el cual se desarrollan y fundamentan las relaciones bilaterales y el cual ha contribuido a generar un óptimo nivel de vinculación entre ambos Estados.

Además de lo mencionado anteriormente, de subrayarse que entre las dos naciones existen una diversidad de vínculos muy importantes también, como el apoyo del Japón a los esfuerzos del gobierno para fortalecer la democracia y el desarrollo socio-económico del Perú y, como labor conjunta, hacer prevalecer y consolidar la paz, la seguridad internacional y la prosperidad del mundo.

Otro aspecto muy importante de la relación bilateral, especialmente de cara a la actual era de la globalización, es que el Perú y el Japón, unidos por el Océano Pacífico, coinciden en la conveniencia  de mantener vínculos muy estrechos de cooperación mutua en el ámbito multilateral y en foros
regionales como el APEC y FEALAC.
Constituye una aspiración permanente que en forma conjunta podamos unir esfuerzos para contribuir al desarrollo y a la prosperidad de la Cuenca del Pacífico, el océano más grande y rico del planeta, que tenemos la suerte de compartir y que augura tantos beneficios para las futuras generaciones de peruanos y japoneses.


Futuro compartido
Se debe destacar que el 13 de abril del 2009 el Primer Ministro Taro Aso en conversación telefónica con el Presidente del Perú, Dr. Alan García, solicitó iniciar formalmente las conversaciones para la adopción de un Acuerdo de Asociación Económica (EPA). Desde esa fecha, ya se han realizado dos rondas de negociaciones en Lima y en Tokio y cuya materialización habrá de constituir el marco de acción de nuestra relación bilateral en los próximos años.

Esta decisión fue precedida con la visita oficial del Primer Ministro Taro Aso al Perú, que coincidió con la XVI Reunión de Líderes del APEC denominada “Un nuevo compromiso para el desarrollo del Asia Pacífico”, llevada a cabo en noviembre de 2008 en la ciudad de Lima. En ese marco, ambos líderes suscribieron un Acuerdo de Promoción, Protección y Liberalización de Inversiones (BIT) con el propósito de promover las inversiones y fortalecer las relaciones económicas entre ambos países.

En esa perspectiva, en febrero de 2009 se llevó a cabo una exhibición sobre las oportunidades de comercio, inversión, cultura, turismo y gastronomía del Perú denominado “Perú Ten” organizado por el Gobierno del Perú y la Organización de Comercio Exterior del Japón (JETRO). Este evento fue inaugurado por el Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, Embajador José Antonio García Belaunde, y la Ministra de Comercio Exterior y Turismo, Dra. Mercedes Araoz y contó con la presencia de numerosas empresas exhibidoras del Perú y exportadoras del Japón, así como con la organización de Seminarios de Promoción de Inversiones y de Turismo, entre otras actividades.

En ese marco, se realizó asimismo, la II Reunión del Consejo Empresarial Peruano Japonés (CEPEJA) y el Gobierno del Japón decidió la reinstalación de la Liga Parlamentaria de Amistad de la Dieta japonesa presidida por ex Canciller Masahiko Koumura.

El Gobierno del Perú se convertido en el primer país latinoamericano en adoptar el sistema de televisión digital brasilero-japonés, lo que permitirá desarrollar nuevos rubros en comunicaciones no explotados aún en el Perú.

Todos estos acercamientos recientes ratifican la cada vez mayor importancia y potencialidad que representa la vinculación entre el Perú y el Japón, a través del cual espera convertirse en la puerta de ingreso del Asia al continente sudamericano. Ello, a partir de una infraestructura e inter-conectividad en crecimiento, una economía consistente donde, a pesar de la crisis económica, se espera que crezca en el año 2009 en alrededor de un 4%, con una inversión nacional y extranjera en ascenso y con una red de tratados de libre comercio que incluye a los Estados Unidos, China, Tailandia, Canadá y Singapur, y en negociación aparte del Japón, con Corea del Sur,  la Unión Europea y los países de la EFTA. En un futuro cercano, para fines de inversiones en el Perú, esta red global de mercados significará un acceso a más del 50% de la población mundial.

Al repasar con objetividad y optimismo el excelente estado de las relaciones bilaterales con Japón se puede concluir ambos países comparten, valores comunes sobre la democracia, la paz y seguridad internacionales, la economía de mercado y la protección del medio ambiente. La vinculación histórica y social, como base de esta relación, y los inobjetables avances alcanzados en todos los ámbitos ubican a la misma como un importante factor que da sustentado en una sincera amistad y cooperación.



EMBAJADA DEL PERU EN JAPON 150-0012 Tokio Shibuya Ku Hiroo 2-3-1
Copyright© 2008 All rights reserved.